Pelícano Pardo

Pelícano Pardo Comiendo
El Pelícano Pardo (Pelecanus occidentalis) es una de las especies en la familia de los Pelícanos. El Pelícano Pardo, conocido en los estudios formales por Pelecanus occidentalis, es una de las aves más interesantes que conocemos. No es un ave rara, al contrario, en muchos embarcaderos y puertos es sumamente común. Este pelícano es bien persistente y aparentemente es su propósito eventualmente ser adoptado por el hombre. A pesar de su gran tamaño, fuerte pico y los abusos cometidos por algunas personas, no sabemos ni siquiera de un solo caso donde un miembro de esta especie haya agredido a una persona.
En busca de comida salen manadas de cinco a quince de estos pelícanos. Estos viajes los llevan hasta cuarenta kilómetros de la colonia. Usualmente se trasladan volando sobre la costa o el agua. Se sabe de casos donde prefieren volar algunos kilómetros antes de tomar una ruta más corta sobre tierra.
Todo se terminó ara el pez en dos segundos después que el pelícano tocó el agua. Un minuto más tarde ya está en camino al estómago. El proceso incluye el tiempo que le tomo al pelícano botar el agua, acomodar al pez de cabeza y tragárselo de un tirón. La naturaleza les ha enseñado a las aves acuáticas a acomodar los peces para ingerirlos de cabeza. Aquellos que no lo hacen, si el pez abre las agallas, solo cometen el error una vez.
Los sacos de aire bajo la piel hacen que el pelícano retorne a la superficie de inmediato. Durante los pocos segundos que permanece bajo el agua gira 90 grados situándose en dirección contraria a la trayectoria de vuelo. Cuando se zambulle lo hace a favor del viento, cuando sale del agua se encuentra contra el viento. Después de sacar el agua de la bolsa – contrae la membrana y la expulsa por los lados del pico que permanece casi cerrado – alza el pico, mueve la cabeza y se traga al pez.
En las Aves de Cuba Pelecanus occidentalis es conocido por pelícano y alcatraz.
-Conocida ave acuática que habita en las costas y cayos de las Antillas, del Golfo de Méjico y en la parte meridional de la costa atlántica. Se le ve constantemente en nuestras bahías buscando siempre su alimento, constituido principalmente por las sardinas que pesca, arrojándose desde lo alto sobre ellas, pero rara vez en agua dulce. Es ave de gran tamaño, monstruoso pico de más de un pie de longitud, con una amplia bolsa por debajo, especie de saco donde deposita el producto de su pesca para engullirla después o suministrarla a sus hijuelos. Es animal feo, alrededor del cual se han hecho muchas leyendas desde los tiempos primitivos. El Alcatraz, como se le llama en Cuba, es el mismo Pelícano de los naturalistas, conocido desde lo antiguo con este nombre. Es ave palmípeda, lo cual le permite ser una excelente nadadora; de pies cortos, alas muy extensas que le permiten mantenerse balanceándose por mucho tiempo en el aire, buscando su presa a corta distancia de la superficie del mar. El Alcatraz no engulle su pesca inmediatamente de capturada la presa, sino que la acumula en su bolsa membranosa de una sola pieza para hacer provisión y comerla después, acaso en compañía de sus polluelos. La cabeza la tienen algo aplanada por los lados; ojos pequeños colocados en anchos carrillos; plumas largas en la nuca, formando una cresta o moñito. Su pico es algo aplando por encima, con una arista a todo lo largo, rematando en punta de gancho. Nadie persigue al Alcatraz para conseguir su carne, que es mala como alimento, y aunque es una especie dañina por los pececillos que devora, vive con toda libertad en todas partes, y hasta se le considera como doméstica, sin tener nada de arisca. Es un animal de cuerpo pesado, y ello no obstante, su vuelo se remonta a gran altura debido a la cantidad de aire de que está lleno, además de la ligereza de su armazón. Asegúrase que su esqueleto no pesa más de libra y media, mientras su cuerpo todo alcanza unas veinticinco libras. Sus huesos son tan extremadamente delgados que se hacen transparentes, y hay quien llega a afirmar que carecen de tuétano. En estado de cautiverio tiene vida más larga que cualquier otra ave. No tiene voz, sino que emite una especie de gruñido cuando está irritado o si ve su cría en peligro. Caminan con dificultad, guardando en parte el equilibrio con las alas entreabiertas. Muchas veces vuelan en bandadas, y así también se les ve tratando de conseguir su pesca. También anidan en sociedad como la mayoría de las aves marinas. Ponen pocos huevos de Junio a Setiembre, relativamente chicos en comparación con el cuerpo del animal.”…
About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: